Poder Político

el . Publicado en Poder Político

7c5dc9187a3592d9229b15a5f6e5ff18.jpgPor: Maquiavelo
 
Terminan cuatro años de administraciones municipales. Aguas con el Año de Hidalgo! Se recuerda a ex alcaldes y cabilderos que ni las sillas para sesionar dejaron, cargaron con sus respectivas computadoras laptop y todo lo que encontraron a su mano, para recuerdo y uso personal.
 
Esta es una tarea, es una responsabilidad y una obligación de la Auditoría Superior del Estado de Coahuila y también la del Congreso del Estado, verificar que los recursos públicos fueron transparentemente invertidos en beneficio de la comunidad y que los bienes existentes sigan en su lugar para la función que fueron adquiridos.
 
Penosamente, siempre nos enteramos, de manera cíclica y ritual que algunos ex alcaldes “cargaron hasta con su silla”. Dan pena ajena de veras! Primero ahí andan buscando dizque servir a la comunidad, para luego enterarnos que lo único que buscaban eran servirse para incrementar su patrimonio y enriquecimiento personal.
 
Ya basta por favor! Las autoridades locales, estatales y federales deben de actuar y amarrar desde ahorita las manos de quienes dejarán de ser funcionarios públicos a partir del día último de diciembre del presente año, de lo contrario no van a encontrar ni la escoba.
 
Otra de las situaciones es el famoso “bono de salida” en la que el alcalde, con la aprobación del cabildo, al detectar un excedente en el presupuesto municipal, acordaba repartírselo a manera de compensación por los años que se “sacrificaron por atender y servir a la ciudadanía”.
 
En ese sentido, los gobiernos en turno, el alcalde y el cabildo para empezar deberían de ordenar a un despacho de contadores externo a que realice una auditoría a la administración por asumir antes de firmar por recibido la documentación de la saliente.
 
No debería ser una recomendación, sino una obligación sobre todo porque se trata de recursos emanados del mismo pueblo y pues las cuentas claras es prioridad, por lo que si llega a faltar un solo y mendigo peso, así sea también una simple silla, pues a llamar a cuentas a los funcionarios “ratas” para que regresen lo hurtado.
 
Por cierto, por qué será costumbre aquí en los Cinco Manantiales, que algunos ex alcaldes al terminar sus funciones aparecen como propietarios de ranchos ganaderos y de huertas nogaleras, así como de prósperas empresas de la noche a la mañana, con nuevas residencias, etcétera, etcétera…ahí se los dejo de tarea.